El Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) de la Universitat de València ha celebrado una nueva edición de su programa #DesayunosICMol de Innovación, en los que convoca a empresas o centros de investigación lideres en áreas de conocimiento compartidas con los grupos de investigación del propio ICMol. En esta ocasión la reunión se dedicó a las tendencias en microelectrónica, de la mano de la compañía Analog Devices y del Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IBM-CNM-CSIC).  

Los ponentes de esta jornada sobre transferencia fueron los dos directores de las organizaciones invitadas. De un lado, Luis Fonseca, doctor en Físicas y director del IBM-CNM; del otro, Javier Calpe, director del centro de Desarrollo de Analog Devices en España, ubicado en el Parc Científic de la Universitat de València.

Ambos realizaron una exhaustiva exposición del trabajo de sus organizaciones y de las tendencias en las que se mueve la investigación y la industria de los microchips. La presentación corrió a cargo de Manuel Quesada, responsable del área de transferencia e innovación del ICMol, que estuvo acompañado por numeroso personal investigador; la gerente del centro, Ruth Manzanares, y Francisco Marqués, ambos del área de Tech Transfer. 

Desde 2018, ICMol cuenta con el sello de Unidad Científica de Innovación Industrial (UCIE) financiada por la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) de la Generalitat. La UCIE ha permitido al ICMol ir posicionándose en la red del sistema regional de I+D+i fortaleciendo las relaciones y colaboraciones con otros agentes complementarios y fomentando la transferencia de tecnología a la industria.

El IBM es un centro con alrededor de 200 personas -la mitad investigadores- y, entre otras infraestructuras punteras, cuenta con una sala blanca acreditada con el sello de Instalación Científico-Técnica Singular especializado en procesos y tecnologías avanzadas para fabricar micro nanosistemas con capacidad para ser integrados física y digitalmente que tienen tres grandes campos de aplicación: Salud y Medio Ambiente, Energía y Movilidad o las fronteras de la Física.  

Fonseca subrayó la “destacada” labor de transferencia del centro, con 14 spin-off creadas en los últimos dos años. “La tecnología de microelectrónica, hoy en día, es como un iceberg al que le damos la vuelta. Las aplicaciones digitales se ven mucho, pero la micro y nanoelectrónica y la tecnología a partir del silicio en la que nosotros trabajamos se ve muy poco”. El IBM se ha volcado este año en la celebración del 75 aniversario del transistor que, según Fonseca, “fue el inicio de toda esta revolución silenciosa que nos ha traído hasta aquí”.

El silicio es un elemento muy abundante, pero que no aparece aislado en la naturaleza y hay que generarlo para luego fabricar obleas con las que se generan los chips, los conocidos “pedacitos” de esas obleas originales. Fonseca explicó, por ejemplo, la relevancia de disponer de una sala blanca – una sala diseñada para obtener bajos niveles de contaminación- con 1.500 metros cuadrados de superficie y personal técnico propio. “Además de hacer proyectos de investigación, tenemos capacidad para producir pequeñas series”.

Analog Devices y el PERTE de los 'semiconductores'

Analog Devices S.L.U. es la filial española de Analog Devices, Inc. (ADI), una empresa líder a escala global en el diseño y fabricación de circuitos microelectrónicos integrados. ADI fue fundada en 1965 en Massachusetts, Estados Unidos y cuenta con más de 9.000 empleados en todo el mundo. “Somos una empresa diversificada, que estamos en el silicio y su tecnología, pero como cada vez nos lo piden más los clientes, nuestro negocio está enfocado al diseño de sistemas y subsistemas, es decir, a lo que va ‘por encima del chip’”, explicó Calpe.

El Centro de Desarrollo de ADI en Valencia fue fundado en abril de 2005 y cuenta con más de 60 empleados dedicados, en su mayor parte, a tareas de I+D+i en el área del diseño microelectrónico. Es un Centro de Excelencia a escala global en su campo, la investigación y el desarrollo relacionados con la creación, implementación y mejoras de circuitos microelectrónicos integrados.

La sede de su centro de desarrollo en España se encuentra en el Parc Científic y recientemente ha anunciado su participación en el Valencia Silicon Cluster, una alianza en la que siete multinacionales de la computación, las telecomunicaciones, la inteligencia artificial o el 5G, suman fuerzas para aspirar a los fondos Next Generation de la UE a través del Proyecto Estratégico para la recuperación y transformación económico (PERTE) de los microchips y semiconductores.  

“El mercado de la microelectrónica es global y complejo porque hay muchos actores distintos. En nuestro caso, diseñamos y tenemos fábricas exclusivamente para productos que nos diferencian en la fabricación”, indicó. En su intervención, explicó además, que la tecnología de Analog Devices “está en muchísimos productos muy utilizados como por ejemplo muchos elementos de las antenas de telecomunicaciones”.  

El programa #DesayunosICmol de Innovación del ICMol está especialmente diseñados para reforzar los lazos entre los grupos de investigación del centro y empresas de distintas áreas industriales.